Revista Digital DeMujeres.com.ar

Sábado | 25 de Septiembre de 2021

No lo dudes, somos Diosas. Psique

Psique y las pruebas del amor…

Marcela Simonetti - 15-12-2014

La historia que vamos a ver hoy trata de una mortal, Psique que, ascendió a la inmortalidad…

La leyenda de Psique y Eros proviene de la obra de Apuleyo “El asno de oro”. En la misma se narra la historia de Psique, una princesa tan bella que los mortales la compararon con la misma diosa Afrodita. Estos comentarios llegaron a los oídos de la diosa, que como ustedes se imaginarán se enfureció totalmente con la situación. Por ese motivo, envía a su hijo Eros, el dios del amor, para que le dispare una de sus flechas, que hará que la bella Psique se enamore de un ser horrible.

 

Sin embargo, Eros se pincha accidentalmente con una de sus flechas, y al verla, se enamora perdidamente de ella. Se casan en secreto y Eros le impone la condición de que pueden permanecer juntos en un bello palacio donde ella tendrá todo lo que necesite, con la condición de que nunca mire su rostro.

Pero un día, acuden sus hermanas a visitarla, y al ver el hermoso palacio donde Psique vivía, se ponen muy celosas, y le dicen que si no puede verle el rostro a su esposo, es porque seguro que es un monstruo. Por eso, la alientan para que se acerque a la noche con una lámpara de aceite a su amado, y así compruebe la verdad. Psique hace caso a sus hermanas, pero cuando ilumina a Eros, se da cuenta de que no es un monstruo, sino que es un ser hermoso, el mismo dios del amor.

 

Mientras lo contemplaba, accidentalmente se le cae una gota de aceite sobre el ala de Eros, que despierta, y se enfurece con Psique por haber roto el pacto. Entonces la abandona, y vuelve con su madre…. 

 

Psique queda totalmente desconsolada y deprimida, y no quiere vivir más. Mientras tanto, Afrodita la está buscando furiosa e indignada…. 



Psique se presenta ante Afrodita, que le impone cuatro tareas que deberá realizar, si o sí. 

 

Primero, le da un montón de semillas todas mezcladas, que Psique deberá tener seleccionadas y diferenciadas para el otro día. Ella se deprime mucho con esta tarea y no se siente capaz de hacerla. Pero, acuden en su ayuda unas hormigas que le ayudan a realizarla.



La segunda tarea que le exige Afrodita es conseguir un poco de lana de los carneros dorados del sol. Al igual que la vez anterior, Psique se desalienta totalmente y cree que no va a poder cumplir, ya que es imposible acercarse directamente a los carneros. Pero entonces, unos juncos le dicen que a la noche se acerque a las ramas bajas de los árboles donde queda un poco de lana enganchada cuando los carneros pasan por allí.



En la tercera tarea Afrodita le pide una copa de agua de la Laguna Estigia, lugar totalmente inaccesible para los mortales. Psique se siente derrotada una vez más ante su misión, cuando entonces un águila de Zeus se introduce en la laguna y le trae la copa de agua.



En la cuarta y última tarea Afrodita le pide un pote de crema de belleza de la diosa del mundo subterráneo Perséfone. Es sabido que los mortales no pueden ingresar al mundo subterráneo, y en caso de que ingresen no retornan jamás. Psique cumple unas complejas y precisas instrucciones que le da una torre. Finalmente obtiene la crema, y retorna, pero en ese momento tiene la tentación de abrir el pote, acción que tenía totalmente prohibida…



Entonces cae en un sopor infernal y se desmaya… 
Aquí es cuando acude su amado Eros a rescatarla. El dios del amor le pide ayuda a Zeus, el dios de los cielos, para que interceda con su madre y acepte a Psique como su esposa. Entonces Zeus, los autoriza a casarse y la eleva a Psique a la condición de inmortal.



La leyenda de Psique y Eros es una historia acerca de los sentimientos y un mapa para poder evolucionar en ese complejo territorio. Psique, una ingenua doncella, al principio de la historia, no se conoce a sí misma y tampoco le parece extraño no conocer a su amado. La condición de “no mirar el rostro”, habla de los pactos que inconscientemente hacemos en las relaciones:“mientras no me preguntes o quieras saber acerca de este tema, podemos seguir juntos…”Hay relaciones que pueden mantenerse durante años así, y funcionar a su manera. Conocemos el dicho: “ojos que no ven, corazón que no siente…” Pero cuando se pone “luz” a la situación, como hizo Psique, pueden desencadenarse rupturas y desencuentros que pueden causar mucho dolor. 



Sin embargo, este dolor es un dolor que nos conduce al crecimiento, a tomar consciencia y a enfrentar la realidad.



Esta historia es muy interesante, ya que deja claro que es necesario hacer determinadas tareas para poder tener un encuentro verdadero con el otro y madurar emocionalmente. 



La primera es la selección de semillas. Esta tarea alude al discernimiento que es necesario desarrollar, para salir de la ingenuidad y la confusión. Poder diferenciar las situaciones para poder verlas más objetivamente.



La segunda tarea consiste en conseguir un poco de lana dorada de los carneros del sol. Los carneros son símbolo de agresividad y a la vez de asertividad. Psique no tomaba sus propias decisiones, era influida por el entorno permanentemente. Ella necesitaba adquirir asertividad, pero un poco… no convertirse en alguien agresivo y a la defensiva, sino esa actitud la alejaría de los vínculos



La tercera tarea, la de conseguir la copa de agua de la laguna Estigia, está relacionada con la necesidad de desarrollar una visión general, una perspectiva acerca de lo emocional, sin que el miedo la paralice, comenta Maureen Murdock en su libro “El viaje heroico de la mujer”. 



La cuarta y última tarea es tal vez la más difícil. Significa soltar completamente las expectativas que hayamos tenido hasta ese entonces, y entregarse a una transformación profunda. Este viaje parece haber resultado en vano, cuando Psique se desmaya y pierde el conocimiento. Cuántas veces después de trabajar mucho y honestamente en una situación tenemos ese sentimiento de futilidad. Sin embargo, ahí es cuando surge el nuevo encuentro. Psique ya no es la doncella ingenua, desarrolló su potencial, y atravesó toda una gama de sentimientos que nunca imaginó que podía ser capaz.



Nosotras, como Psique, estamos en nuestro propio viaje. Más allá de la etapa en la que nos encontremos, es importante recordar, si nos desalentamos, que el viaje vale la pena. Que hay aspectos aliados, como los personajes que ayudaron a Psique, que pueden aparecer en el momento menos esperado, para darnos sus regalos y llevarnos hacia nuestra propia autorrealización y partir de ahí, a un nuevo encuentro con el otro. 

 

 

 

Marcela Simonetti

Consultora Psicológica

 

Sitio web: www,jungtarot.com.ar

Blog: tarotmitosyarquetipos.blogspot.com

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido