Revista Digital DeMujeres.com.ar

Sábado | 23 de Octubre de 2021

No lo dudes, somos Diosas. Ariadna

Ariadna: La Señora del Laberinto

Marcela Simonetti - 15-12-2014

Ariadna fue una princesa cretense, hija del Rey Minos y Pasifae. Cuenta la leyenda que la reina Pasifae había dado a luz a un ser monstruoso, el Minotauro, que tenía cuerpo humano y cabeza de toro. El Minotauro fue encerrado en un laberinto sin salida construido por el artesano Dédalo, y el Rey Minos, a cambio de mantener la paz, exigía a los atenienses que envíen hombres jóvenes y doncellas para alimentar al Minotauro. 


Ante esta exigencia se rebela Teseo, joven ateniense, hijo del rey Egeo de Atenas, y se ofrece él mismo voluntariamente para viajar a Creta y enfrentar al Minotauro. Cuando Teseo llega a Creta, la princesa Ariadna se enamora perdidamente de él, y le ofrece ayuda para matar a su hermano el Minotauro, a cambio de que la convierta en su esposa y la lleve con él a Atenas. 

 

Teseo, por supuesto, acepta la propuesta… Ariadna, que conocía el secreto del laberinto, le da a Teseo un ovillo de hilo el cual debía atar a un extremo del muro de la entrada, y luego desenrollarlo poco a poco, para que el mismo le sirva de guía para poder regresar.

  

 

Gracias a esta fundamental ayuda de Ariadna, Teseo, luego de vencer al Minotauro, puede encontrar el camino de salida. Entonces se la lleva con él como le había prometido. Pero, sucede algo que Ariadna no imaginaba… Luego de pasar la noche en Naxos, Ariadna se despierta y se da cuenta que Teseo partió sin llevársela, dejándola abandonada en Naxos… Ariadna queda desolada y triste… 


Sin embargo, nuevamente ocurre algo inesperado. El dios Dioniso acude a rescatarla, y se enamora profundamente de ella, le ofrece casamiento y hacerla inmortal. Ariadna acepta, superando así su pena, y de esta manera se convierte en diosa…


Esta mortal que se convirtió en diosa, tiene unas características muy especiales. Todas alguna vez escuchamos acerca del “Hilo de Ariadna”. Este hilo simboliza el recurso que nos permite ir a lugares profundos, sabiendo que podemos volver. El laberinto es un símbolo de nuestra psiquis, que a veces encierra miedos muy profundos, y para llegar a ellos necesitamos una guía, para no perdernos y sentirnos atrapadas, sin salida…


Ariadna es La Señora del laberinto, porque conoce el secreto, para entrar y poder salir. Cuando este arquetipo influencia nuestras vidas, tenemos la capacidad de ir hacia las profundidades, confiando en que podemos regresar, y además podemos guiar a otros en este proceso. Podemos ayudar a otros a enfrentar sus temores, sus bloqueos, brindándoles confianza, apoyo y orientación


Pero este aspecto, aparentemente tan positivo de esta imagen arquetípica tiene su lado oscuro… Ariadna ofrece el don que tiene a Teseo, a cambio de su amor. Y esto tiene consecuencias nefastas… el abandono…


Christine Downing, en su libro “La Diosa”, dice que este episodio doloroso es necesario para la evolución de Ariadna, ya que ella se convirtió en lo que el otro necesitaba, para ser amada. Para poder evolucionar, dice Downing, necesita dejar esta dependencia, esta actitud atrás


Giorgio Nardone, en su libro ”Los errores de las mujeres en el amor”, habla del guión sentimental que siguen algunas mujeres que toman el rol en la relación de ayudar compulsivamente a desarrollarse a su pareja, a superar los límites y alcanzar el éxito, para luego ser abandonadas por ellos, una vez que alcanzaron los objetivos.


Este rol está basado en la creencia inconsciente de que hay que hacer algún mérito para ganarse el amor de otro, ya que no podemos ser queridas tal cual somos


Esta instancia en el mito de Ariadna es superada, luego de vivir el abandono, ya que ella es rescatada por Dioniso el cual se enamora de ella tal cual es. Dioniso no la necesita, la ama. 


Ariadna atravesó su propia prueba laberíntica, y después de transitar el amor ilusorio y el dolor, encontró el camino de regreso hacia el amor verdadero.


Ella con su hilo mágico, puede ayudarnos a salir de los enredos en los que a veces nos sentimos atrapadas, para que podamos enfrentar a nuestros monstruos internos, y salir renovadas, hacia una nueva vida mucho más plena. 

 

 

 

Marcela Simonetti

Consultora Psicológica

 

Sitio web: www,jungtarot.com.ar

Blog: tarotmitosyarquetipos.blogspot.com

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido