Revista Digital DeMujeres.com.ar

Sábado | 25 de Septiembre de 2021

No lo dudes, somos Diosas. Afrodita

Afrodita: Diosa del amor y la belleza

Marcela Simonetti - 15-12-2014

 

  

 

 

Diosa de la belleza y el amor, fascinaba y despertaba pasiones. La llamaban la del “halo dorado”. Y este halo se puede interpretar de la siguiente manera: cuando la energía de Afrodita entra en la vida de una mujer se produce una transformación. De repente, los demás la perciben “más linda”, con más frescura, como si tuviera un nuevo brillo.
Esta sensación va más allá de los modelos mediáticos que tenemos del ideal de belleza
.

 


El carisma y magnetismo de una mujer Afrodita, provienen de un despertar interno de esa energía arquetípica. Tal vez recuerden la película “El espejo tiene dos caras”, en la cual el personaje interpretado por Bárbara Streisand, atraviesa una transformación inspirada por la energía de Afrodita. Al principio se presenta como una mujer de estilo intelectual e insulsa, y luego se convierte en una mujer super atractiva y sensual.

 


Esta diosa, además, tenía otro aspecto importante que era poseer libertad para elegir marido por sí misma. Afrodita elegía sus vínculos; no era sometida ni tampoco se aislaba. Esto simboliza un equilibrio entre la capacidad para vincularse con otro, y a la vez, autonomía personal.

 


Pero, por otro lado, Afrodita tenía un lado oscuro, podía inspirar amores imposibles o destructivos. Cuando este aspecto se manifiesta en la vida de una mujer genera mucho sufrimiento. En este caso es importante hacer un profundo trabajo interno para tomar consciencia de la situación, soltar las dependencias patológicas y aprender a redirigir las emociones hacia actividades o vínculos constructivos.


Por último, Afrodita tiene otra característica: ser impulsora del crecimiento. En el mito de Psique y Eros, Afrodita tiene el rol de “suegra”, en el cual le impone una serie de tareas a Psique. A través de las mismas, Psique, que se cree totalmente incapaz de realizarlas, deja de ser una niña ingenua y dependiente, desarrolla sus capacidades y adquiere madurez.

 


En nuestras vidas, cuando Afrodita abre las puertas de una relación, ésta implica un aprendizaje en la cual necesitamos realizar varias “tareas” para poder evolucionar. De esta manera, nos abrimos a la transformación alquímica que produce la gran Diva de todas las Diosas, la gran transformación del amor.

 

 

 

Marcela Simonetti

Consultora Psicológica

 

Sitio web: www,jungtarot.com.ar

Blog: tarotmitosyarquetipos.blogspot.com

 

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido