Revista Digital DeMujeres.com.ar

Sábado | 25 de Septiembre de 2021

No lo dudes somos diosas

Artemisa, el poder de la concentración

Marcela Simonetti - 17-02-2014

 

 

Artemisa es una diosa griega, hija de Zeus y de Leto y hermana gemela de Apolo. Los romanos la conocían como Diana, fue considerada diosa de la Luna.
Auxilió a su madre cuando dio a luz a su hermano Apolo, por lo cual fue relacionada con el nacimiento y como 
“auxiliadora del dolor”

 

A los tres años su madre la llevó al Olimpo, para que conociese a su padre Zeus, el cual se inclinó ante ella y le prometió que le iba a dar todo lo que desee.

 

Shinoda Bolen en su libro “Las diosas de cada mujer” cuenta que Artemisa le pidió los siguientes regalos: arco y flechas, una jauría de sabuesos para cazar, ninfas para acompañarla, una túnica suficientemente corta para poder correr fácilmente, montañas y naturaleza salvaje como sus dominios especiales y castidad eterna, además del privilegio de elegirlo todo por ella misma”.

 

Este pedido ya nos muestra las características de esta peculiar diosa…. Lo primero que se pone de manifiesto es la claridad y precisión de su deseo. Esta cualidad se ve reflejada cuando pide arco y flechas, símbolos de enfoque y concentración. 

 

Esta diosa puede ayudarnos cada vez que necesitemos enfocarnos en un aspecto de nuestra vida, cuando necesitemos ser claras y precisas, cuando necesitemos “ir al grano” en una cuestión. Artemisa no duda, no da vueltas, actúa con firmeza

 

La jauría de sabuesos simboliza su conexión con el instinto. A diferencia de Atenea, diosa en la cual predomina la racionalidad, Artemisa tiene un aspecto salvaje, que si era provocado, era capaz de desatar una furia incontrolable, como sucedió con el cazador Acteón, el cual imprudentemente observó a la diosa y a sus ninfas mientras se bañaban. Cuando Artemisa lo descubrió, se puso furiosa, lo transformó en ciervo y ordenó a sus perros que lo persigan, siendo Acteón alcanzando por ellos y finalmente despedazado.



Aquí nos encontramos con un aspecto que necesita ser observado con cuidado. Esta diosa nos brinda fuerza, confianza en nosotras mismas, capacidad para defendernos, pero en estado desequilibrado puede desatar una furia ciega y destructiva sobre los demás, una especie de vehemencia que puede causar mucho dolor innecesario



Artemisa es una diosa de la naturaleza, por eso necesita estar en contacto con la misma. Podemos sentir el espíritu de Artemisa cuando necesitamos un momento de soledad y tranquilidad en la naturaleza, para volver centrarnos y recuperar nuestras fuerzas. 



Otro pedido que le hace a Zeus es “castidad eterna”, por eso Shinoda Bolen la caracteriza como una “diosa virgen”, no en el sentido de que no viva su sexualidad, sino en el sentido de que “se pertenece a sí misma”, no depende de un vínculo para sentirse completa.

 


El cultivo de Artemisa puede ayudar a mujeres muy dependientes, a desarrollar su independencia y a cumplir sus objetivos, más allá de que estén solas o acompañadas. Pero si esta cualidad se acentúa demasiado, puede transformar a la mujer en alguien invulnerable. Siempre distante e inaccesible. 



Para recuperar el equilibrio, y poder superar la distancia emocional, una mujer que tenga fuertes características de Artemisa, va a necesitar encontrarse con su lado vulnerable y receptivo. 

 


Artemisa nos brinda su fuerza, su concentración, su capacidad de decisión y de lograr metas. 



Pero todo esto, si no es acompañado por la conexión con los sentimientos, implica un sacrificio de nuestro lado femenino. Para que eso no suceda, es necesario dejar entrar un poco a otras diosas, como por ejemplo Afrodita, que puede ayudar a dejar que otro se acerque, a permitir la intimidad. 

 

 

Y así, pasando de la independencia a la interdependencia, se pueda lograr el tan anhelado equilibrio de disfrutar del encuentro con el otro, sin perder la individualidad… 

 

 

Marcela Simonetti

Consultora Psicológica

 

Sitio Web: www.jungtarot.com.ar

Blog: tarotmitosyarquetipos.blogspot.com

 

 

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido