No lo dudes somos diosas

Espacio Arcano - La Templanza

Marcela Simonetti - 13-12-2013

Queridas amigas de Revista Digital DMujeres, estamos llegando al final del año, una fecha muy especial, de cierres y balances, en la cual, la virtud que nos aporta el arcano invitado de hoy, es esencial. Llega con su calma y su serenidad a nuestro Espacio Arcano el ángel de la  La Templanza.

 

Observamos en la figura un ángel que trasvasa líquido desde una jarra azul hacia una roja. Un acto que requiere equilibrio y moderación. Las jarras simbolizan aspectos opuestos que pueden tener diferentes representaciones: lo femenino y lo masculino, lo terrenal y lo espiritual, lo conciente y lo inconsciente, etc.

 

El ángel pertenece al mundo espiritual, y desde esta dimensión puede armonizar y reconciliar los opuestos. Y cuando esto sucede, se produce la integración y la sanación.

 

Es reconfortante que este sea el arcano posterior al Arcano XIII, que para producir la transformación nos lleva a soltar y dejar atrás muchas cosas, y eso, inevitablemente, provoca dolor. 

 

La Templanza, sin embargo, trae un bálsamo de protección, una visión trascendente. Busca unir de una manera renovada lo que fue desintegrado. Realiza una especie de alquimia que transmuta energías, y en nuestra vida cotidiana la podemos experimentar cuando, por ejemplo, se resuelve un conflicto que nos tuvo largo tiempo con malestar y tensión, y un día amanecemos y ese conflicto ya no está, se transformó. Entonces La Templanza produjo el milagro y cambió nuestro nivel de conciencia, nuestra percepción se volvió más integrada.

 

Pero como todo proceso alquímico, la transmutación lleva su tiempo, no se puede forzar. Y una forma de desequilibrio de este arcano, es querer reconciliar de forma superficial una situación conflictiva de manera complaciente. Es adoptar una actitud de percibir sólo lo positivo, lo agradable, la “luz”, pero… sabemos que la sombra siempre está, y aunque se niegue, opera igual.

 

Frente a momentos de excesos, desbordes, caos y confusión, La Templanza calma los ánimos, serena, busca llegar a la mejor solución posible.

 

Por eso, para este momento del año, es un arcano que nos trae equilibrio y armonía, aún en momentos difíciles. Es la dimensión espiritual, que desde otro nivel de conciencia puede sanar.

 

Entonces, este arcano nos pregunta: ¿estás dispuesta a buscar el equilibrio y reconciliación entre los aspectos conflictivos de tu vida?

 

Queridas lectoras, les deseo una hermosa Navidad y un Año Nuevo lleno de proyectos y renovación. Espero que hayan disfrutado el Espacio Arcano, la sabiduría que nos brinda este lenguaje simbólico. Les agradezco a todas las que leen, comentan y siguen este espacio y espero que sigamos transitando juntas el  2014.

 

¡Felices Fiestas para todas!

 

Con cariño.

 

 

Marcela Simonetti

Consultora Psicológica

 

Sitio web: www,jungtarot.com.ar

Blog: tarotmitosyarquetipos.blogspot.com

 

 

 

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido