No lo dudes somos diosas

Espacio Arcano - Arcano XIII

Marcela Simonetti - 04-11-2013

 

¡Bienvenidas queridas lectoras a Espacio Arcano!

 

Hoy tenemos una  visita muy especial: el Arcano XIII o arcano sin nombre como se lo denominaba  en los antiguas barajas.

 

En los mazos más modernos, como el Rider Waite, se llama directamente La Muerte y es por eso que causa tanta impresión y temor.

 

Pero en realidad representa procesos de transformación que atravesamos todos  a partir de nuestro propio nacimiento, ya que para poder crecer, necesitamos dejar atrás las etapas que ya cumplieron su ciclo. 

 

Cada vez que pasamos a una nueva etapa evolutiva, nos transformamos:dejamos la adolescencia para convertirnos en adultos, dejamos de ser estudiantes para ejercer como profesionales, dejamos la vida de soltera para formar pareja, etc.

 

En la imagen del Tarot de Marsella, observamos un esqueleto que barre cabezas, pies y manos. Es como una profunda limpieza, donde se “barren” viejas creencias, actividades y caminos. Y se observa también como en la tierra están creciendo nuevos brotes de hierba. Simbolizan el renacimiento, la nueva vida.

 

Todos los ciclos se renuevan indefectiblemente. Pero, aunque sepamos que esto es así, igual nos da dolor. Se atraviesa un duelo por la pérdida, y el mismo lleva tiempo.

 

Aspectos de nuestra personalidad con los que nos identificábamos quedan atrás, y nos apena. Y a veces, aunque terminemos con hábitos negativos o con situaciones agobiantes,  puede suceder que experimentemos una sensación de vacío y desorientación.

 

Esto sucede por el temor a lo desconocido, que es otro aspecto con el que nos confronta este arcano.

 

Clarissa Pinkola Estés, en su  libro “Mujeres que corren con los lobos”, escribe en el hermoso  cuento “La Mujer Esqueleto”:

 

 

“En buena parte de la cultura occidental el carácter original de la naturaleza de la Muerte se ha envuelto en distintos dogmas y doctrinas hasta separarlo de su otra mitad que es la Vida. Nos han enseñado equivocadamente a aceptar una forma rota de uno de los más básicos y profundos aspectos de la naturaleza salvaje. Nos han enseñado que la muerte siempre va seguida de más muerte. Pero no es así, la muerte siempre está incubando nueva vida…”

 

 

Quizá los mayores desafíos de este arcano sean poder soltar, aceptar los sentimientos que surjan en este proceso y permitir la transformación.

 

Si nos animamos, seguramente la crisálida se transformará en mariposa.

 

Por eso este arcano nos pregunta:

 

 

¿Estás dispuesta a soltar lo que ya cumplió su ciclo? ¿Qué áreas de tu vida necesitan transformarse para seguir evolucionando?

 

 

¡Muchas gracias por tu visita!

 

 

 

Marcela Simonetti

Consultora Psicológica

 

Sitio web: www,jungtarot.com.ar

Blog: tarotmitosyarquetipos.blogspot.com

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido